La presentación de este proyecto parte de nuestra valoración del cómic como el vehículo perfecto, ameno, didáctico y pedagógico para una amplia divulgación de nuestro pasado histórico.

La acertada combinación de texto y dibujo que se da en las viñetas, facilita la comprensión a un amplísimo público, desde los niños a los adultos reacios a enfrentarse con los libros.

El atractivo de los dibujos y la facilidad de comprensión convierten al cómic histórico en un excelente producto cultural y lúdico de cara al turista y al habitante.

Los turistas que pasean por las calles de la villa buscando las huellas del pasado encontrarían un magnífico apoyo en una publicación, el cómic histórico, que recrease la vida antigua en esas mismas calles por las que caminan.

Los monumentos, hechos relevantes, lugares interesantes y demás atractivos de la vida aparecerían recreados con la mayor precisión en las páginas del cómic.

La historia del lugar, el legado cultural del pasado, sería relatado en esas páginas, ayudando a los lectores a comprender mejor la realidad actual de la villa.

Es importante señalar que este cómic histórico podría ser vendido al público, pudiendo asegurarse el éxito de ventas dado lo atractivo del producto y el excelente resultado obtenido en otras villas donde realizamos este tipo de trabajo. De este modo, obtendrían una refinanciación de la inversión, cosa poco habitual en los gastos culturales.

Por último, señalar la posibilidad de recurrir a las Obras Sociales y Culturales de las Cajas o a instancias superiores como Diputación o la Junta para conseguir ayuda en la financiación.